compré por internet y no tienen stock ¿Qué sucede?

Comparte

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Una de las grandes modificaciones en cuanto al comportamiento de los consumidores en este último tiempo, es el aumento exponencial de las ventas online a través de distintas plataformas, esto trajo aparejado algunos inconvenientes tanto para consumidores como para vendedores que muchas veces no pudieron y no pueden enfrentar el volumen de demanda e incurren en errores.

Pese a los grandes beneficios económicos que experimentaron producto del aumento de las ventas online, además de las ventas presenciales.

Es decir, si bien las ventajas de las compras online pueden ser muchas trae a veces algunos inconvenientes. Entre los que podemos mencionar:

 

 

  • Falta de stock.
  • Demoras en la entrega.
  • Mercadería defectuosa o dañada. Productos no coincidentes con los adquiridos. –
  • No envió del producto.
  • Cobros duplicados mediante tarjeta de crédito.
  • Etc.

 

Si bien muchos de estos problemas o todos son fácilmente solucionables, mediante reclamo al vendedor, muchas veces tenemos que recurrir a otras herramientas legales.

Como la ley de defensa del consumidor; ley 24.240 que contempla numerosas situaciones y regula los derechos y obligaciones de toda la cadena de consumo.

 

¿Qué sucede ante la falta de stock en las compras por internet?

Lo primero que hay que saber es que es un derecho el poder exigir que el producto que compre online llegue en tiempo y forma. El contrato de compraventa está vigente desde que el comprador acepta la oferta, es decir desde que manifestamos al vendedor de que queremos el producto y desde que éste recibe esa aceptación.

Según la ley el vendedor, ni siquiera tiene que tener en su posesión el objeto a vender, puede ser una cosa ajena (en cuyo caso se obliga a adquirirla) e incluso pueden venderse cosas futuras, como por ejemplo un producto a construir (mueble, artesanía, etc). Por tal motivo es un derecho del comprador pedir la efectiva entrega del producto adquirido.

Si éste no lo hace se puede intimar, que es la forma que usualmente se utiliza para exigir formalmente la entrega o para resolver el contrato, debiendo el vendedor abonar lo que el cliente pago en concepto del producto, más los daños y perjuicios por el incumplimiento. Caso contrario se puede recurrir al reclamo por la vía civil o reclamo ante la defensa del consumidor.

Según la ley de densa del consumidor la oferta de un producto genera obligación del comerciante hasta la finalización de la misma, y la revocación de la oferta debe ser por el mismo medio en que se dio a conocer la oferta.

Durante ese lapso temporal el comerciante está obligado a satisfacer la demanda del comprador o a garantizar la adquisición de un producto de las mismas características y bajo idénticas condiciones de compra. La empresa no podrá alegar la falta de stock. Ante el incumplimiento como mencionábamos anteriormente se debe iniciar el reclamo ante el vendedor o la empresa infractora y ante la falta de respuesta se podrá recurrir a defensa del consumidor cuyo trámite es totalmente gratuito y en cuya entidad se prevee una instancia previa de mediación entre las partes.

 

Más guías legales

1
CONSULTANOS ONLINE - 17 Abogados
?
CONSULTANOS ONLINE - 17 Abogados